Logotipos de Ayuntamientos de Agüimes, Ingenio y Santa Lucía
Sureste Sostenible ( Gran Canaria )
InicioMapa Web

Joaquín Araujo: “No desenterremos lo que mata a la primavera, no desenterremos al petróleo”


 
Mancomunidad del Sureste (Agüimes, Ingenio y Santa Lucía)/ 14 de abril de 2014

 
Joaquín Araujo, naturalista y periodista medioambiental en el 9º Seminario Internacional de Comarcas Sostenibles (Centro Cívico de Carrizal, Ingenio)

El naturalista y escritor Joaquín Araujo, en el 9º Seminario Internacional de Comarcas Sostenibles, celebrado en el Centro Cívico de Carrizal, en el municipio de Ingenio, los días 9 y 10 de abril, dejó claro que tenemos un “modelo energético asesino” e hizo un llamamiento a los asistentes y a la sociedad a que “no desenterremos lo que mata a la primavera, no desenterremos al petróleo y aquí menos que en ningún sitio”.
 
En su intervención exaltó los esfuerzos de los ecologistas militantes, activistas y agricultores ecológicos. Aseguró que los medios de comunicación minimizan los mensajes de los periodistas medioambientales, como se definió así mismo, comprometidos con la justa causa de la continuidad de la vida.  “Todo lo que intentamos, dijo, lo que se intenta en el Sureste, los ecologistas,  los ciclistas, los que utilizan el coche híbrido, es evitar que continúe el asesinato de la primavera, emparedada en olas de calor y olas de calor”.
 
Con la frase “el que no conoce su origen no conoce su destino”  transmitió con elocuencia el mensaje de que "no podemos despreciar 3.500 millones de años que llevamos dentro de la piel”. A lo largo de sus reflexiones se cuestionó sobre el sentido de la vida, ¿qué sentido tiene vivir, producir, consumir?, a lo que dio una respuesta contundente: “el sentido de la vida es que continúe. Si algo tiene sentido es salvar  lo que nos está salvando todos los días”.
 
¿Hace ya mucho tiempo que es demasiado tarde?, nos preguntó Araujo, con el título de su ponencia, quien dijo hablar  el lenguaje de la naturaleza, a través del cual los árboles le cuentan donde quieren estar. Director del colectivo Bosque de Bosques y Presidente del Proyecto Gran Simio en España, más que una respuesta a la pregunta, aportó un mensaje de rebeldía, tan firme como lúcido, "frente a la demolición de la vida y el planeta que están haciendo "nuestros enemigos, los enemigos de la vida, lo primero que tenemos que hacer  es combatir el propio título de mi ponencia, porque no debemos esperar a nadie. Se trata desde hace tiempo de no esperar a nadie para que no se haga demasiado tarde".
 
El ponente, que actualmente escribe su libro número 100 y planta 1.000 árboles al año - y no es ninguna heroicidad, aseguró-fue muy crítico con algunos conceptos. Dejó clara su postura rompedora de las acepciones generalizadas. Tan sólo empezar, cuestionó la palabra sostenibilidad que lleva el nombre del seminario. “Es la palabra que menos me gusta" dijo en tono seco, "porque nos la han robado, más del 90% de las cosas que llevan este apellido, en este modelo que nos esclaviza y nos explota, son tergiversadas de su verdadero sentido”. Siendo esto, prefiere y propuso "el desarrollo vital” en lugar del “desarrollo sostenible”. “Vital porque es imprescindible y pertenece a la vida”.
 
"Mi interlocutor es el bosque", expresó con total normalidad para presentarse. Nada lejos de entender. Vive rodeado de bosques que ha plantado con sus propias manos, más de 22.000 árboles. Le acompañan con los nombres que les ha ido dando, como José Saramago, Miguel Delibes, José Antonio Labordeta y el propio Joaquín Araujo. En este lugar, dijo, “me siento muy afortunado y feliz, pero también muy desgraciado, aterrorizado, por lo que están haciendo con la vida en este planeta, y no hay nada más doliente que un naturalista que ve cómo se destruye la vida”.
 
En el modelo de desarrollo “de ellos, porque no es nuestro, el problema es que quieren de todo demasiado y lo quieren a lo fácil”. En este sentido el escritor, que  cuenta con el premio Global 500 que otorga la ONU y el Premio de la Academia de TV por la mejor serie de la historia de TVE  “El Hombre y la Tierra”, condenó la comodidad y la “diosa de la velocidad”, otro de los males, a los que nos enfrentamos. “Hoy el manantial me ha dicho que la comodidad es un crimen”, recordó, al respecto, esta frase de un  poeta y afirmó que “todo es mejor si es más lento”.
 

 

[Ver todas las noticias]