Logotipos de Ayuntamientos de Agüimes, Ingenio y Santa Lucía
Sureste Sostenible ( Gran Canaria )
InicioMapa Web

La Mancomunidad del Sureste rechaza las Directrices de Ordenación Sectorial de Energía (DOSE)


Solicita su retirada y la convocatoria de uno nuevo donde todas las administraciones afectadas, colectivos y ciudadanos sean partícipes de su elaboración, y  destaca: “Se ha propuesto un modelo ineficiente, insostenible y altamente dependiente, limitándose en estas DOSE a ampliar los plazos establecidos en el fracasado PECAN del 2015 al año 2020...Se está perdiendo una oportunidad para trabajar en un modelo energético que realmente analice y apueste por la introducción de las energías renovables en Canarias"


Mancomunidad del Sureste (Agüimes, Ingenio y Santa Lucía)/ 27 de marzo de 2014

 
Los tres alcaldes del Sureste, en rueda de prensa en el Salón de Plenos de Agüimes. De izquierda a derecha, Antonio Morales, alcalde del Ayuntamiento de Agüimes; Juan José Gil, presidente de la Mancomunidad del Sureste y alcalde del Ayuntamiento de Ingenio; Dunia González, alcaldesa del Ayuntamiento de Santa Lucía

Estas DOSE son una continuidad del PECAN existente que ha sido una planificación que ha fracasado y en ningún momento se cuestiona un cambio en el modelo energético. Se ha propuesto un modelo ineficiente, insostenible y altamente dependiente, limitándose en estas DOSE a ampliar los plazos establecidos en el fracasado PECAN del 2015 al año 2020. Ello además de conseguir que no se haya creado debate, obviando a la ciudanía y colectivos en su elaboración.

El Gobierno de Canarias nos ha intentado colar su propuesta basada en la implantación del gas a toda costa, a renunciar a que las renovables sean la principal fuente de generación de energía y a eliminar competencias a cabildos y ayuntamientos en materia energética y de ordenación del territorio. Además de obviar la aprobación del avance, pasando directamente a la aprobación inicial sin generar el debate necesario. El necesario consenso  institucional se transforma en legislar para no contar con las administraciones locales, con el pretexto del interés público, para imponer un modelo sucio, dependiente y más caro.

Cambiando petróleo por gas continúan frenando la soberanía energética. La apuesta por los poco flexibles ciclos combinados, contribuye a reducir las posibilidades de penetración de las energías renovables. Se definen objetivos claros en el despliegue del gas, cuando apenas se concreta sobre medidas de ahorro y eficiencia o participación ciudadana.

Se está perdiendo una oportunidad para trabajar en un modelo energético que realmente analice y apueste por la introducción de las energías renovables en Canarias, y las DOSE tal y como están redactadas se convertirán al igual que el PECAN en papel mojado, fracasarán y volveremos a retrasar la entrada, tan necesaria en los tiempos actuales, de las energías renovables y así minimizar la dependencia del exterior, el daño al medio ambiente y la posibilidad de diversificar las fuentes energéticas. Hemos solicitado la retirada del DOSE y la convocatoria de uno nuevo donde todas las administraciones afectadas, colectivos y ciudadanos sean partícipes de su elaboración.

 

[Ver todas las noticias]